sábado, 25 de marzo de 2017

EL RESPETO A LOS RITMOS DE CADA INDIVIDUO


DIBUJO TERTULIA 8.JPG
Antes de enseñar a leer a un niño, enseña que es el amor y la verdad
 ( Mathama Gandhi )

Dinámica de base sólida

Arranca la 8ª sesión de ideotertulias y se van calentando motores, se respira un ambiente con mucha energía positiva, de confianza, donde la dinámica del grupo empieza a tener una base sólida. Comenzamos hablando de cómo nuestros hijos van adquiriendo conocimientos, y de cómo a veces, este mundo de los conocimientos hace sombra al mundo emocional, por ello a menudo se olvida y se resta importancia al respeto por el ritmo del niño, a su proceso madurativo, y queremos ir más rápido de lo que la propia naturaleza nos ofrece. En este aspecto hay diversas opiniones y discrepancias sobre si se debe o no estimular en demasía al niño, unos apuestan por motivar y dirigir para potenciar más las capacidades de cada uno y otros apuestan por seguir y respetar el ritmo individual de cada uno, pero estamos de acuerdo todos en varias cosas: que los padres tienen que acompañar, la dificultad está en dónde está el límite para no convertirnos en controladores, en cómo podemos motivar a nuestros hijos sin llegar al agotamiento personal y qué responsabilidades deben tener según las edades. Estas cosas son las que nos acercan como grupo, las que nos hacen sentir comprendidos por el otro, porque creemos y sentimos que debemos estar al lado de nuestros hijos, motivarles para descubrir sus propias capacidades, dificultades, para escoger un camino u otro, para que en definitiva sean libres, libres de pensamiento, porque así será como conseguirán ser lo que quieran ser. Como padres tenemos que soltar amarras, pero sin dejar nuestra responsabilidad de lado, no somos sus amigos, somos padres, lo haremos mejor o diferente pero nunca dejaremos de luchar por educar a nuestros hijos desde el respeto y el amor, el amor a uno mismo, el amor a la vida. 

Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo
( Benjamín Franklin ) 

Emoción e ilusión

Nos emocionamos cuando hablamos de miedos, inseguridades, de incertidumbre sobre lo que serán, qué les pasará, nos preocupamos, pero también nos ocupamos… todos tenemos algo en común, la pasión por ejercer la maternidad/paternidad desde lo más profundo de nuestro corazón. Seguimos ilusionados , donde todos los martes salimos con el alma endulzada, entre risas, complicidad y muchas ganas por seguir trabajando para conseguir un mundo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario